Como Quitar Molduras De Un Mueble?

Como Quitar Molduras De Un Mueble
Decapar con un producto químico – Como Quitar Molduras De Un Mueble Etan J. Tal, Wikimedia Commons Llamados también quitapinturas, se presentan habitualmente en latas similares a las de pintura o disolventes, tienen una composición muy tóxica, por lo que hay que manejarlos con cuidado. Guantes apropiados, mascarilla y trabajar en sitios adecuadamente ventilados son medidas de precaución que no se pueden obviar.

Ten en cuenta que, además, son inflamables y que tendrás que utilizar los disolventes que recomiende el fabricante para limpiar las brochas que utilices. En esencia, lo que hace este producto es ablandar la pintura, laca o barniz antiguo para que sea más fácil quitarlo. Es apropiado cuando la pintura, laca o barniz compone una capa gruesa.

Se aplica un cantidad generosa, especialmente si la capa de pintura o barniz es gruesa, y deben esperar alrededor de 15 minutos (a veces más) a que empiece a formarse burbujas y arrugas en la superficie del mueble. En ese momento tienen que retirarla con una espátula o rasqueta.

¿Cómo quitar toda la moldura?

Las molduras de escayola son los perfiles que bordean los techos. Aunque en ocasiones son instaladas como delimitación o separación en paredes, también lo podemos encontrar en forma de plafón rodeando el extremo de la lámpara que queda anclado al techo. ¿Cómo quitar la moldura de escayola en el techo? Tratar de quitar una moldura en un techo puede convertirse en una tarea difícil si no sigues unos sencillos pasos que te pueden ayudar a la hora de ponerte manos a la obra. Lo primero que debes tener en cuenta son las herramientas que necesitas:

Cúter Espátula Martillo Cincel Taco de lija

Paso a paso: Lo primero que tienes que saber es que va a ser un proceso en el que probablemente se levante algo de polvo, ya que tendremos que cortar, picar y lijar la zona en la que queremos trabajar. Por eso, se recomienda retirar los muebles y objetos que estén en la zona, o en su defecto taparlos con un plástico,

Una vez esto, sigue estos pasos: 1. Si lo que quieres hacer es solo retirar un trozo de la moldura para hacer una reparación, tienes que marcar el trozo que vas a cortar con un serrucho pequeño (también te vale una hoja de sierra que tengas en la caja de herramientas). A continuación, corta los dos extremos.

En caso de querer quitar toda la moldura, céntrate en el siguiente paso.2. Procedemos a pasar un cúter por todas las juntas de la moldura, con el fin de ir retirando las capas de pintura o masilla que nos dificulten el que después la moldura salga con facilidad.

  1. Te puedes ayudar de una espátula si es necesario.3.
  2. Coloca el cincel en la junta entre la moldura y el techo, con el martillo vamos dando golpecitos, no muy fuertes y siempre en dirección hacia la pared.
  3. Si lo haces en dirección hacia el techo corres el riesgo de que le des con demasiada fuerza y puedas romperlo.4.

Una vez que quites las molduras, retira con la espátula los restos de pega, yeso o escayola que se hayan quedado pegados en el techo.5. Rellenamos y alisamos los desperfectos con alguna masilla de yeso fino, intenta dejarlo lo mas liso posible, ya que si no se te hará más difícil el siguiente paso.6.

  1. Dejamos secar unas 24 horas, aproximadamente.7.
  2. Con el taco de lija procede a lijar la zona que has enmasillado.
  3. Primero le damos una mano con un taco de lija con un grano un poco basto, para quitar el exceso de masilla, y por último le damos otra mano con taco de lija de grano fino.
  4. Al pasar la mano por el techo notarás dónde le falta lijar un poco más, ya que no se tiene que notar la superficie rugosa.8.

Quitamos el exceso de polvo del techo, ayudándonos de un cepillo o un trapo y ya podemos pintar el techo, Si tienes alguna duda, puedes dejar tu comentario en este post o abrir un nuevo hilo de conversación en los Foros, Si has quitado las molduras de escayola en tu casa, comparte el resultado final y las fotos del antes y el después en la Galería de Proyectos,

¿Cómo cortar una moldura de esquina?

Descargar el PDF Descargar el PDF Cortar una moldura de esquina casi exacta requiere una cantidad moderada de conocimiento mecánico y preparación. Necesitarás usar una sierra de inglete para conectar 2 piezas de moldura en ángulo. La forma en que cortas depende de si necesitas cubrir una esquina interior, que es cóncava y entre paredes de conexión, o una esquina exterior, que es convexa y sobresale de las paredes.

  1. 1 Mide el espacio de la pared para determinar qué tan larga debe ser la moldura. Antes de cortar la moldura, averigua dónde planeas colocarla. Usa una cinta métrica en la pared, pero también sostén la pieza de moldura en la pared para tener una idea de cómo encajará.
    • Es importante tener suficiente moldura para las esquinas cortas. Puedes usar piezas cortas de molduras para formar las esquinas según sea necesario, luego conectarlas a piezas más largas de molduras.
  2. 2 Determina el ángulo de la pared con una calculadora en línea. La mejor manera de determinar el ángulo es con un transportador de bisel. Para usar el bisel, coloca el extremo de la base firmemente contra 1 pared, abre la herramienta y coloca el extremo de la cuchilla contra la otra pared.
    • Puedes encontrar una calculadora en http://www.installcrown.com/Crown_angle_generator.html,
  3. 3 Protege tus ojos, oídos y vías respiratorias antes de cortar la moldura. Toma algunas precauciones de seguridad estándar antes de operar una sierra. Siempre usa anteojos de seguridad, una máscara antipolvo y orejeras. Para mayor protección, corta la moldura en un área ventilada, como fuera de tu casa. Si no puedes salir, abre las puertas y ventanas cercanas.
    • Evita usar guantes, ropa larga o joyas que puedan quedar atrapadas debajo de la hoja de la sierra.

    Anuncio

  1. 1 Corta una tabla de moldura en un ángulo de 45 grados. Necesitarás una sierra de inglete para cortar la moldura en ángulo y formar una esquina. Las sierras de inglete tienen bases ajustables que estableces en el ángulo que deseas cortar. Para el ángulo inicial, gira la base hacia la derecha hasta que la sierra apunte a la marca de ángulo de 45 grados, que puedes ver en el medidor de ángulo debajo de la base.
    • Esta pieza por lo general encajará en el lado izquierdo.
    • Todas las molduras alrededor de ventanas y puertas forman esquinas exteriores. Piensa en un marco para fotos. Algunas instalaciones de molduras de zócalos y coronilla también incluyen esquinas exteriores.
    • Las esquinas exteriores por lo general consisten en piezas individuales de molduras conectadas entre sí. Para paredes largas, puedes pegar o clavar piezas de corte más largas a las piezas de esquinas que cortas.
  2. 2 Gira la sierra para cortar la segunda pieza de recorte. Para crear la pieza de ajuste correspondiente, el medidor de ángulo debe apuntar al ángulo opuesto exacto del que usaste anteriormente. Si observas el indicador, debes ver un segundo “45” a la derecha. Gira la sierra para apuntar hacia ello, sostén la moldura a la derecha de la hoja, luego corta a través de ello.
    • Esta pieza por lo general encajará en el lado derecho.
    • Para molduras con múltiples esquinas, como las piezas superior e inferior que enmarcan una ventana, corta el extremo opuesto de la moldura original.
  3. 3 Prueba las piezas con ingletes conectándolas. Cuando empujas los bordes con ingletes, se conectarán sin problemas. Para tener una mejor idea de esto, sostén la moldura contra la esquina de la pared donde planeas instalarla. Luego, vuelve a hacer los cortes de inglete según sea necesario para crear el ángulo de esquina perfecto.
    • Los bordes cortados deben caer exactamente en la esquina de la pared, puerta o ventana.
  4. 4 Recorta las piezas a la medida y rellena los espacios con calafateo de silicona para pintar. Puedes cortar rápidamente la moldura al tamaño haciendo un corte cuadrado con una sierra de inglete. Usa la configuración de 0 grados en el inglete para cortar a través de los extremos de la moldura opuesta a los cortes de inglete.
    • También puedes clavar las tablas en su lugar para mayor estabilidad. Coloca clavos con acabado de 6,4 centímetros (2,5 pulgadas) aproximadamente cada 41 centímetros (16 pulgadas) a lo largo del borde.
    • Si los paneles no se conectan con exactitud o descansan planos contra la pared, el calafateo puede cubrir las imperfecciones. Puedes pintar calafateo del mismo color que la moldura para que cualquier persona que ingrese a tu hogar tenga dificultades para detectar las fallas en el corte de inglete.

    Anuncio

  1. 1 Corta un ángulo de 45 grados en una pieza de recorte con una sierra de inglete. Gira el medidor de ángulo a la derecha hasta que esté orientado a la configuración del ángulo izquierdo de 45 grados. Luego, coloca la moldura a la derecha de la sierra. Corta todo el borde para crear el ángulo de la esquina.
    • Hacerlo es similar a cortar una esquina exterior. Puedes cortar otra pieza de moldura en un ángulo de 45 grados e instalarla en la pared de inmediato. Sin embargo, la mayoría de las paredes no forman un ángulo perfecto de 90 grados, por lo que notarás huecos en la conexión.
    • Las esquinas interiores son donde se juntan 2 paredes para formar un ángulo cóncavo. Es común en zócalos y molduras de techo,
  2. 2 Conecta las molduras cortadas juntas para identificar los espacios entre ellas. Para perfeccionar la esquina interior, debes recortar 1 de las tablas con una sierra de calar. Coloca la pieza cortada de moldura sobre una superficie plana, luego conecta la pieza de acoplamiento a ella.
    • Asegúrate de que las tablas estén configuradas exactamente como estarán cuando las coloques en la pared, de lo contrario no tendrás un corte preciso.
  3. 3 Usa una sierra de calar para cortar la segunda tabla de la moldura. Las sierras de calar son sierras manuales muy finas, por lo que son buenas para alisar superficies pequeñas y desiguales. Para usar la sierra, primero sujeta la pieza de moldura a una superficie plana según sea necesario para mantenerla estable.
    • Si eres bueno con una sierra de inglete, puedes usarla en lugar de una sierra de calar. Ajústala a 0 grados para hacer un corte cuadrado, luego corta con cuidado los bordes que marcaste.
  4. 4 Alisa los bordes de la moldura con una lima de madera. La sierra caladora no tiene que ser perfecta y de hecho puede parecer un poco áspera al principio. Eso no es un problema, ya que puede reducir el borde de la moldura para mejorarla. Frota los puntos ásperos hasta que la moldura tenga el tamaño que necesitas.
    • También puedes usar un cuchillo utilitario o papel de lija de grano 180 para suavizar gradualmente los bordes ásperos.
  5. 5 Prueba e instala la moldura en la pared. Conecta las piezas de moldura juntas de nuevo. La moldura con el corte de albardilla quedará al ras con la cara de la moldura con ingletes. Cuando se coloca en la pared, el borde de la tabla con ingletes se apoyará contra la pared.
    • El calafateo se utiliza a menudo para las esquinas interiores. Si no puedes obtener el ángulo correcto, completa los espacios con calafateo de silicona para pintar, luego pinta sobre él para ocultarlo.

    Anuncio

¿Cómo quitar la cornisa de los muebles de cocina?

¿Cómo quitar la cornisa? – Quitar la cornisa o moldura superior de los muebles de cocina es mucho más sencillo de lo que pudiera parecer. En realidad la cornisa va atornillada a los muebles de cocina. Y además tampoco tiene demasiados tornillos. Quizás 1 cada metro o metro y medio.

  • Debemos entonces quitar los tornillos.
  • La única dificultad que tuvimos nosotros al quitar los tornillos es que éstos se encuentran en la parte de atrás de la moldura, por lo que acceder a ellos es un poco complicado.
  • Todo se complica más si tenemos en cuenta que los muebles están bastante altos y apenas hay espacio entre la cornisa y el techo.
  • De hecho, una tarea que fue complicada fue la de encontrar los propios tornillos.
  • Nos tuvimos que ayudar de un espejo para ir inspeccionando la parte de atrás de la cornisa.
  • Íbamos desplazando el espejo lentamente hasta encontrar los distintos tornillos.
  • Par quitarlos usamos un destornillador plano no muy alto, para que cupiera entre mueble y techo.
  • Con apenas un par de vueltas el tornillos sale.
  • Pero no todo fué tan sencilloEl tramo final de la cornisa no tenía tornillos. Estaba encolado

¿Cómo conectar una moldura a una ventana?

Descargar el PDF Descargar el PDF Cortar una moldura de esquina casi exacta requiere una cantidad moderada de conocimiento mecánico y preparación. Necesitarás usar una sierra de inglete para conectar 2 piezas de moldura en ángulo. La forma en que cortas depende de si necesitas cubrir una esquina interior, que es cóncava y entre paredes de conexión, o una esquina exterior, que es convexa y sobresale de las paredes.

  1. 1 Mide el espacio de la pared para determinar qué tan larga debe ser la moldura. Antes de cortar la moldura, averigua dónde planeas colocarla. Usa una cinta métrica en la pared, pero también sostén la pieza de moldura en la pared para tener una idea de cómo encajará.
    • Es importante tener suficiente moldura para las esquinas cortas. Puedes usar piezas cortas de molduras para formar las esquinas según sea necesario, luego conectarlas a piezas más largas de molduras.
  2. 2 Determina el ángulo de la pared con una calculadora en línea. La mejor manera de determinar el ángulo es con un transportador de bisel. Para usar el bisel, coloca el extremo de la base firmemente contra 1 pared, abre la herramienta y coloca el extremo de la cuchilla contra la otra pared.
    • Puedes encontrar una calculadora en http://www.installcrown.com/Crown_angle_generator.html,
  3. 3 Protege tus ojos, oídos y vías respiratorias antes de cortar la moldura. Toma algunas precauciones de seguridad estándar antes de operar una sierra. Siempre usa anteojos de seguridad, una máscara antipolvo y orejeras. Para mayor protección, corta la moldura en un área ventilada, como fuera de tu casa. Si no puedes salir, abre las puertas y ventanas cercanas.
    • Evita usar guantes, ropa larga o joyas que puedan quedar atrapadas debajo de la hoja de la sierra.

    Anuncio

  1. 1 Corta una tabla de moldura en un ángulo de 45 grados. Necesitarás una sierra de inglete para cortar la moldura en ángulo y formar una esquina. Las sierras de inglete tienen bases ajustables que estableces en el ángulo que deseas cortar. Para el ángulo inicial, gira la base hacia la derecha hasta que la sierra apunte a la marca de ángulo de 45 grados, que puedes ver en el medidor de ángulo debajo de la base.
    • Esta pieza por lo general encajará en el lado izquierdo.
    • Todas las molduras alrededor de ventanas y puertas forman esquinas exteriores. Piensa en un marco para fotos. Algunas instalaciones de molduras de zócalos y coronilla también incluyen esquinas exteriores.
    • Las esquinas exteriores por lo general consisten en piezas individuales de molduras conectadas entre sí. Para paredes largas, puedes pegar o clavar piezas de corte más largas a las piezas de esquinas que cortas.
  2. 2 Gira la sierra para cortar la segunda pieza de recorte. Para crear la pieza de ajuste correspondiente, el medidor de ángulo debe apuntar al ángulo opuesto exacto del que usaste anteriormente. Si observas el indicador, debes ver un segundo “45” a la derecha. Gira la sierra para apuntar hacia ello, sostén la moldura a la derecha de la hoja, luego corta a través de ello.
    • Esta pieza por lo general encajará en el lado derecho.
    • Para molduras con múltiples esquinas, como las piezas superior e inferior que enmarcan una ventana, corta el extremo opuesto de la moldura original.
  3. 3 Prueba las piezas con ingletes conectándolas. Cuando empujas los bordes con ingletes, se conectarán sin problemas. Para tener una mejor idea de esto, sostén la moldura contra la esquina de la pared donde planeas instalarla. Luego, vuelve a hacer los cortes de inglete según sea necesario para crear el ángulo de esquina perfecto.
    • Los bordes cortados deben caer exactamente en la esquina de la pared, puerta o ventana.
  4. 4 Recorta las piezas a la medida y rellena los espacios con calafateo de silicona para pintar. Puedes cortar rápidamente la moldura al tamaño haciendo un corte cuadrado con una sierra de inglete. Usa la configuración de 0 grados en el inglete para cortar a través de los extremos de la moldura opuesta a los cortes de inglete.
    • También puedes clavar las tablas en su lugar para mayor estabilidad. Coloca clavos con acabado de 6,4 centímetros (2,5 pulgadas) aproximadamente cada 41 centímetros (16 pulgadas) a lo largo del borde.
    • Si los paneles no se conectan con exactitud o descansan planos contra la pared, el calafateo puede cubrir las imperfecciones. Puedes pintar calafateo del mismo color que la moldura para que cualquier persona que ingrese a tu hogar tenga dificultades para detectar las fallas en el corte de inglete.

    Anuncio

  1. 1 Corta un ángulo de 45 grados en una pieza de recorte con una sierra de inglete. Gira el medidor de ángulo a la derecha hasta que esté orientado a la configuración del ángulo izquierdo de 45 grados. Luego, coloca la moldura a la derecha de la sierra. Corta todo el borde para crear el ángulo de la esquina.
    • Hacerlo es similar a cortar una esquina exterior. Puedes cortar otra pieza de moldura en un ángulo de 45 grados e instalarla en la pared de inmediato. Sin embargo, la mayoría de las paredes no forman un ángulo perfecto de 90 grados, por lo que notarás huecos en la conexión.
    • Las esquinas interiores son donde se juntan 2 paredes para formar un ángulo cóncavo. Es común en zócalos y molduras de techo,
  2. 2 Conecta las molduras cortadas juntas para identificar los espacios entre ellas. Para perfeccionar la esquina interior, debes recortar 1 de las tablas con una sierra de calar. Coloca la pieza cortada de moldura sobre una superficie plana, luego conecta la pieza de acoplamiento a ella.
    • Asegúrate de que las tablas estén configuradas exactamente como estarán cuando las coloques en la pared, de lo contrario no tendrás un corte preciso.
  3. 3 Usa una sierra de calar para cortar la segunda tabla de la moldura. Las sierras de calar son sierras manuales muy finas, por lo que son buenas para alisar superficies pequeñas y desiguales. Para usar la sierra, primero sujeta la pieza de moldura a una superficie plana según sea necesario para mantenerla estable.
    • Si eres bueno con una sierra de inglete, puedes usarla en lugar de una sierra de calar. Ajústala a 0 grados para hacer un corte cuadrado, luego corta con cuidado los bordes que marcaste.
  4. 4 Alisa los bordes de la moldura con una lima de madera. La sierra caladora no tiene que ser perfecta y de hecho puede parecer un poco áspera al principio. Eso no es un problema, ya que puede reducir el borde de la moldura para mejorarla. Frota los puntos ásperos hasta que la moldura tenga el tamaño que necesitas.
    • También puedes usar un cuchillo utilitario o papel de lija de grano 180 para suavizar gradualmente los bordes ásperos.
  5. 5 Prueba e instala la moldura en la pared. Conecta las piezas de moldura juntas de nuevo. La moldura con el corte de albardilla quedará al ras con la cara de la moldura con ingletes. Cuando se coloca en la pared, el borde de la tabla con ingletes se apoyará contra la pared.
    • El calafateo se utiliza a menudo para las esquinas interiores. Si no puedes obtener el ángulo correcto, completa los espacios con calafateo de silicona para pintar, luego pinta sobre él para ocultarlo.

    Anuncio